cat


es


en
close menu
Cirugía de un tumor cerebral con el paciente despierto

Doctor, me duele la espalda; ¿me tengo que operar?
DR. CRISTIAN DE QUINTANA. NEUROCIRUJANO. BARCELONA

En la consulta nos solemos encontrar con esta pregunta y en la mayoría de los casos la contestación es que no. La respuesta suele ser negativa ya que debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones que vamos a explicar.


¿A cuanta gente afecta el dolor de espalda?

En una reciente encuesta se ha observado que casi el 100% de las personas al finalizar su vida laboral ha tenido por lo menos una vez un ataque de dolor de espalda. Además, tenemos que tener en cuenta que el dolor de espalda es una de los principales motivos de baja laboral por lo que no sólo tiene un impacto negativo a nivel de la calidad de vida sino también a nivel económico.


Es por este motivo que explico a los pacientes que si operásemos a todo el mundo que tiene dolor de espalda estaríamos todo el día en el quirófano. Por suerte es lo contrario, quién requiere una intervención es la excepción y no la norma.



¿Por que duele a tanta gente la espalda?

El primer motivo es un motivo antropológico, es el precio que tenemos que pagar por ir de pie y liberar nuestras manos. Al cambiar la forma de caminar y sólo sujetarnos en las piernas hemos rotado la pelvis y cargamos más peso en la parte baja de la espalda. Este es uno de los principales motivos por lo que la mayoría de lesiones de la espalda son entre la vertebra número cuatro y cinco lumbar (L4-L5) y la quinta lumbar y primera sacra (L5-S1).


El otro conjunto de motivos suelen estar inter-relacionados entre sí y es la suma de varios factores:

  1. Malas posturas y posturas forzadas en el trabajo: los malos hábitos hacen que carguemos en exceso la espalda y favorezcamos que nos duela. Además, existen trabajos repetitivos en las acciones lo que aceleran el desgaste de la espalda. Por poner un ejemplo, uno de los trabajos que cargan más la espalda son los profesionales de la agricultura o los operarios de cadenas de montaje.
  2. Sedentarismo (falta de ejercicio): esto provoca no sólo que puedan existir malas posturas durante un periodo largo de tiempo sino que si se atrofia la musculatura perdemos el soporte natural de la columna. Si la espalda no tiene un buen soporte cargamos a los discos y articulaciones de la columna a que tengan que trabajar más de la cuenta y si se inflaman duelen.
  3. Sobrepeso y/o Obesidad: el exceso de peso y en especial el peso concentrado en la barriga hace que la espalda tenga que hacer un trabajo extra. A nivel de fuerzas de carga la barriga su tendencia es a tirar el cuerpo hacia adelante, la espalda debe rectificar hacia atrás para evitar que la persona se caiga y esto hace que esté realizando un esfuerzo de forma constante.
  4. Tabaquismo: el tabaco tiene un efecto muy negativo en los hueso lo cual provoca su decalcificación y tendencia a perder calcio por lo que son huesos más débiles.
  5. Factores genéticos: existen personas que a pesar de realizar una vida correcta en cuanto a ejercicio y una buena terapia postural padecen un desgaste de la columna que no se corresponde con su edad. En estos casos a veces no encontramos causas ambientales claras pero si interrogamos a la familia suelen tener antecedentes de dolores de espalda en la familia.


¿De donde viene exactamente mi dolor de espalda?

A nivel general, la espalda puede doler en su parte central (dolor lumbar = lumbalgia, dolor cervical = cervicalgia …) o tener un dolor que va a la pierna (ciática / proceso lumbar) o al brazo (braquialgia / proceso cervical). Sin embargo, el dolor puede venir de diferentes zonas y en muchas ocasiones ser la suma del dolor de diferentes partes:

  1. Muscular: es la típica contractura. Se puede producir por un esfuerzo y no siempre quiere decir que haya una enfermedad de la espalda.
  2. Disco intervertebral: es la almohadilla que hay entre las vertebral. Si esta desgastado puede provocar dolor lumbar.
  3. Protusión discal o Hernia discal: cuando un disco está enfermo se puede salir de sitio y comprimir un nervio. En la parte lumbar puede provocar una ciática y en al cervical un dolor en el brazo (braquialgia).
  4. Articulaciones de la columna (facetas): la columna se sujeta por delante por el disco y por detrás por estas articulaciones. Si el disco no funciona bien o hay un exceso de trabajo de la columna se pueden inflamar y crear un dolor que se llama facetario.
  5. Artitis / Artrosis: es el desgaste de los huesos y las articulaciones por la edad o por el esfuerzo excesivo de la zona durante largos periodos de tiempo.
  6. Osteoporosis: es la falta de calcio en los huesos lo que los vuelve débiles y con posibilidad de poder fracturarse.


Ejemplo de estenosis de canal donde se observa un
                        estrechamiento del canal por donde pasan los nervios
                        (amarillo) por una protusión discal (rojo anterior)
                        e hipertrofia del ligamento amarillo por artrosis
                        (rojo posterior).

Ejemplo de estenosis de canal donde se observa un estrechamiento del canal por donde pasan los nervios (amarillo) por una protusión discal (rojo anterior) e hipertrofia del ligamento amarillo por artrosis (rojo posterior).



¿Cuándo debo consultar a mi neurocirujano?

En la mayoría de los casos el dolor de espalda mejora con el tiempo, reposo relativo y tratamiento antinflamatorio. Se debe consultar:

  1. Un dolor que no cede en dos semanas.
  2. El dolor es de intensidad tan severa que no permite la movilización normal.
  3. No sólo hay dolor de espalda sino dolor hacia la pierna (ciática) o hacia el brazo.
  4. Existe cualquier alteración neurológica: falta de fuerza o sensibilidad de una extremidad, dificultad a la hora de ir al baño…
  5. Pérdida de peso o fiebre relacionado con el proceso.


¿Me tengo que operar?

Como hemos hablado la respuesta más frecuente es que NO. Lo primero que hay que hacer es estudiar el por que de ese dolor y en la mayoría de los casos con una buena guía y tratamiento conservador conseguimos quitar el dolor y mejorar la calidad de vida.


Muchos pacientes piensan que ir al neurocirujano es igual a operarse. Nuestro trabajo no es sólo operar sino nuestra labor también es informar, explicar las dolencias, dar soluciones, consejos y ayudar a la gente a recuperar su vida.



Dr. Cristian de Quintana. Neurocirujano Barcelona.

SOLICITA UNA CITA